Un hombre de 36 años, con numerosos antecedente delictivos, fue detenido el miércoles en la comarca del Bidasoa acusado de infligir malos tratos tanto físicos como psíquicos a su ex-esposa. La víctima denunció, además, que el agresor inducía a sus hijos, menores de edad, a cometer actos delictivos y a consumir drogas.

Este, según el relato de la mujer, hacía partícipe a uno de sus dos hijos, ambos menores de edad, de actividades delictivas, tales como la comisión de robos, y en ocasiones les facilitaba e inducía a consumir sustancias estupefacientes que, además, les obligaba vender en el mercado clandestino.

Fuente: 20 minutos

TrackBack URI | RSS feed for comments on this post


Leave a reply